Día de Muertos y Halloween: Tradiciones que nunca mueren.

Dias especiales,mejores momentos/octubre 30, 2017

¡Halloween y Día de Muertos más que unas simples costumbres!

Sin duda, ambas celebraciones tienen un toque colorido que las hacen tener una viveza peculiar; el problema es que al situarnos en México, algunos consideran que el Halloween es algo que está fuera de nuestra cultura, por lo que ha llegado a ser considerado como algo malvado y que le quita identidad a nuestra sociedad.

 

Sin embargo, conforme han pasado los años la aceptación ha incrementado debido a que ambas costumbres se han mezclado, por lo que en la actualidad, tanto los niños como adultos adoptan esas celebraciones para pasar un momento ameno y sobre todo, para aprovechar la ocasión y recordar a seres cercanos que se adelantaron para rendirles un lindo recuerdo y al mismo tiempo afianzar un poco de nuestra historia y cultura.

Acerca de la historia del día de muertos…

Está relacionado al calendario prehispánico, donde a cada deidad se le dedicaba un altar en diferente temporalidad. Existían ofrendas que pertenecían al Señor del Inframundo, cuyo nombre en náhuatl es MICTLANTECUCHTLI. Cabe señalar que esta celebridad coincidía con el mes de noviembre respecto al calendario gregoriano, por lo que, los españoles en su afán por institucionalizar el cristianismo, y al tener una semejante percepción acerca de que las almas nunca se van del todo y conviven con los vivos, tomaron la decisión de emparejar ambas percepciones, dando vida a la fiesta del Día de Muertos.

 

El Día de Muertos es una creencia en la cual se dice que el alma de nuestros familiares o seres cercanos que partieron, regresan justo en esa fecha. Debido a ello, se prepara un altar con una ofrenda, la cual consiste en la colocación de los alimentos que más les gustaba; en algunos casos es posible también escuchar música de acuerdo al gusto de esas personas para hacerles recordar que nunca nos olvidamos de ellas.

 

En el altar es también común observar pan de muerto, papel picado, flores de cempasúchil, calaveritas de chocolate, amaranto o azúcar y veladoras, que forman parte de un simbolismo para dar luz al camino de las almas.

  • *Niveles: Simbolizan los estratos de la existencia; es decir, cielo, tierra y purgatorio.
  • Papel picado: Representa al viento y la alegría del encuentro con los difuntos.
  • Velas y veladoras: Su flama funciona como la guía para que las almas puedan llegar a sus antiguos lugares y alumbrar el regreso a su morada. Las velas moradas significan duelo y las blancas significan pureza.
  • Cruz: Puede ser de sal, ceniza o flores y fue implementada por los evangelizadores españoles con la finalidad de incorporar su doctrina.
  • Foto del difunto: Se utiliza para honrar al ser querido, pues se cree que el espíritu de los difuntos regresa del mundo de los muertos.
  • Calaveras: Simbolizan a los miembros de la familia. También hace referencia a la aceptación de la muerte como algo inevitable.
  • Flores de cempasúchil: Suelen ser un ornato en todo altar y sepulcro. Su aroma sirve de guía a los espíritus de nuestros seres queridos en este mundo.
  • Pan de muerto: Se ofrece como alimento y señalan la dirección del universo.
  • Agua: Se brinda a las ánimas para que aminoren su sed después de su largo recorrido y así, poder fortalecer su regreso.
  • Sal: Es un elemento de purificación y sirve para que el cuerpo no se corrompa en su viaje de ida y vuelta.
  • Alimentos: Es la comida, bebida, botanas y frutas que van de acuerdo a las preferencias del difunto en vida.

*Respecto a los niveles del altar, es común verlos de tres; aunque en realidad son siete y la forma en como se distribuye por si estás pensando en colocar el tuyo, es la siguiente: 

 

  • Primero: Imagen del Santo o la Virgen a la que se sea de devoto.
  • Segundo: Se coloca una veladora para las ánimas del purgatorio. También se incluye un vaso de agua y un espejo, para que el ánima se vea y no olvide que ha muerto y así evitar que se quede en este mundo.
  • Tercero: Se coloca la sal que simboliza la purificación del espíritu para los niños del purgatorio.
  • Cuarto: Se pone el pan que será ofrecido como alimento a las ánimas que por ahí transitan.
  • Quinto: Alimentos y frutas que fueron las preferidas por el difunto.
  • Sexto: Foto del o los difuntos a quienes se les recuerda y dedica el altar.
  • Séptimo: Se coloca una cruz de un rosario formada por semillas, tejocotes o limas.

¿Y qué hay respecto al Halloween?

 

Su historia está relacionada con los irlandeses por motivo del nuevo año céltico; ellos también perciben la creencia de que las almas de los muertos regresan para visitar sus hogares en vísperas de Samhain (Dios de la Muerte). Se creía que brujas, duendes, gatos negros, y fantasmas vagaban en el exterior. Si los vivos no poseían alimentos para ellos les podían suceder cosas terribles.

 

Justo de allí surge el famoso: “treat or trick” (trato o truco). Si los muertos recibían alimentos de la gente de la aldea se hacía un trato (treat) o lo contrario, la familia recibía una maldición (trick).

 

Esta celebración también es conocida como el Día de Brujas, y es festejada la noche del 31 de octubre en países como Estados Unidos y Reino Unido, además de Irlanda.

 

Esa noche es muy común ver infinidad de calabazas, pues se dice que existió un hombre irlandés de nombre Jack, el cual fue tan malo que cuando murió no mereció ni el cielo ni el infierno. Por lo que su espíritu se vio obligado a vagar por todo el mundo pidiendo que lo dejaran entrar a un lugar u otro, y se presentaba llevando una calabaza hueca con una vela adentro. De ahí, se tomó a la calabaza como símbolo para dicho festejo.

¡Disfruta de estas celebraciones y comparte un agradable momento con tus pequeñines!

 

Pasa una feliz noche de brujas y no olvides aprovechar la ocasión para también enseñarles a tus niños la importancia de nuestras tradiciones como lo es el Día de Muertos.

Tambien podría gustarte